En estos últimos años se a podido ver la evolución y los cambios tecnológicos, muchas personas han cambiado su forma de vivir, ya que por medio de las nuevas tecnologías se desarrollan plataformas de interacción y compra, lo cual, construye nuevas necesidades. Asimismo, lo más importante para mantener un negocio es enganchar al público y fidelizarlo, por ello, algunas empresas se dedican de lleno a brindar una experiencia impecable al momento de comprar.

Para poder encajar y tener un cambio moderno las empresas optan por brindar a sus clientes servicios online. Estos, se han convertido en canales importantes en la vida del consumidor, sin embargo, las empresas deben tener una estrategia que vaya acorde con el mundo online, en caso exista una tienda offline.

Internet es fundamental en la vida de las personas, a lo largo de los años se ha convertido en un una necesidad lo cual tiene impacto en nuevos comportamientos sociales. Para algunas personas manejar sus actividades por internet es mucho más sencillo, pues lo hacen desde un móvil o una computadora y no hay necesidad de moverse. Para otras, en cambio, es una pesadilla por motivos de confianza o poca tolerancia a las nuevas tecnologías; en este artículo veremos algunas diferencias de compradores online y offline.

Las principales razones que tienen los compradores offline es, en muchos casos, la confianza. Esto es uno de los motivos por los cuales se mantienen en el mundo físico, muchos consumidores temen ser estafado, pensando que su pedido no llegará, no hizo un buen depósito o no ubicarán su dirección. Para estos compradores es más fiable asistir a una tienda porque tienen la confianza de que la compra puede hacerla en el mismo instante, tocar los productos, probarlo y buscar lo que se acomode al gusto.

Asimismo, es más fácil tener una relación con el vendedor para generar alguna interacción a la hora de tener alguna duda, consultar con el encargado, informarse sobre la tienda. Por otro lado, prefieren el método tradicional, ya que no se carga un precio adicional a sus productos por alguna clase de envió, se sabe que en algunas empresas que venden por internet tienen que cobrar cargos adicionales de envío, o el traslado de fábrica a casa, lo cual es un precio extra.

De otra manera, las personas que compran por internet, suelen ser más prácticas. Es decir, los beneficios son más que los riesgos, en los últimos años, las empresas cada vez se van formalizando y creando plataformas que puedan conectar con los clientes. Cuando las personas compran por internet experimentan lo que es comparar precios al instante, acceden a variedad de páginas web, no tienen problemas con el tiempo, lo pueden hacer en cualquier momento que lo requieran. Otra de las ventajas, es no tener que moverte, las personas solo necesitan un móvil o una computadora, para así, poder tener un producto bueno y de calidad. También, uno de los aspectos más importantes y utilizados es el analizar los comentarios, los usuarios pueden saber de qué calidad es el producto o la atención según los comentarios de otros usuarios, así pueden fiarse si es un buen producto o no. Por último, las empresas suelen filtrar sus productos según las necesidades de cada consumidor, ahí se puede encontrar el precio que más se identifique con el consumido, exponer los precios de menor a mayor, ver las últimas tendencias; asimismo, las personas que compran online pueden manejar sus tiempos y momentos para hacer su compra, en la madrugada si es que así lo desea.

Incorporar nuevas formas de búsqueda gracias al marketing digital se ha convertido en una herramienta necesaria y común. Esta herramienta es sin duda revolucionaria, pues a creado comportamientos exteriores. Ahora las personas son más arriesgadas y optan por entender y utilizar la tecnología.

Asimismo, el público online no es igual al offline carecen de necesidades diferentes y pensamientos diferentes, es por ello que en la mayoría de casos se usan estrategias digitales distintas que en el offline. Una de las estrategias que usan en internet es filtrar las publicidades que se les otorgan a los consumidores, según intereses, gustos y las últimas actividades que realizan en internet. Esto es sin duda primordial para incentivar a los consumidores a probar nuevas plataformas de compra.

Por otro lado, los compradores de esta generación también usan el internet para investigar precios y ver ofertas convenientes para luego encontrar una que le sea favorable y hacer su compra final en tienda. Si bien los compradores offline usan las redes sociales como modo de información, siempre prefieren una tienda física para su compra final, es así que no están al 100% apartado de la tecnología.

En el último año se ha mostrado que el comprador tradicional, offline, tiene un porcentaje más alto que el online, pues estos prefieren hacer sus compras de la manera antigua. Sin embargo, las empresas día a día incentivan la compra por internet, en muchos casos para reducir costos de mantenimiento en tiendas o personal, hay algunas empresas que solo venden por internet sin necesidad de tener una tienda física. Para los próximos años se estima que el porcentaje de compras por internet sea mayor al físico, es un camino que poco a poco se ve más próximo.

Por último, las personas cada vez son más conscientes del cambio que se está generando con respecto a internet, hay más ventas, sobre todo de viajes y hoteles. Esto muestra la evolución que está teniendo internet, la mayor preocupación de los usuarios offline es que se queden con algunos datos relevantes. Sin embargo ya se ve el cambio radical que está teniendo la tecnología en nuestro día a día.

Dejar respuesta