Antes que los films de acción se fusionaran con interesantes cintas de superhéroes y obtuvieran gran presencia en el entorno cinematográfico, producciones mudas con el inigualable Douglas Fairbanks en el papel de El Zorro ya se habían posicionado dentro de este rubro.

4

Luego llegarían los seriales de la Poverty Row en 1978, los telefilmes de Marvel para la CBS y, por fin, el “Superman”, la primera puesta en escena salida de una historieta para niños que contó con gran presupuesto para su realización, cuya frase publicitaria “Usted creerá que un hombre puede volar” contó con una excelente infraestructura y tecnología que permitía reproducir a gran escala una de las viñetas más vendidas de los últimos tiempos.

Sin embargo, no siempre se tuvo éxito con este formato. Entre “Superman” y sus interminables secuelas y Batman interpretado por Tim Burton en 1989, los films de superhéroes intentaron mantener altos estándares de audiencia y sobre todo de excelencia.

En los noventas, Rocketeer(19991) , The Shadow(1994) y The Phantom(1991) fueron intentos distinguidos por obtener el éxito soñado, pero no todas obtuvieron el aire retro o recurrieron a raíces pulp para simular su ineptitud de llegar al estilo contemporáneo soñado.

peliculas mas vendidas

Sin embargo, existieron películas que si lo intentaron como  “Juez Dredd” (1995) o “Spawn” (1997), los cuales traían asombrosas escenas que mantenían en vela al público haciéndolos temblar.

Dentro de este escenario, solo dos cintas parecían estar destinadas a triunfar en este estilo particular, el Hombre de Acero y el Caballero Oscuro. El resto de películas no tendrían la misma repercusión, por su bajo presupuesto, efectos especiales risibles y poco creíbles para la audiencia.

Durante muchos años, ese pareció ser el único orden que existiese hasta que se lanzaron 3 cintas Marvel muy distintas, las cuales cambiaron todos los paradigmas durante el cambio de milenio. Estos films traían la luz al estilo fantasioso, épico y de acción que durante mucho tiempo se esperaba  tras estar inmersa en un hoyo profundo que parecía sin salida.

2

Aquellas cintas acabarían demostrando que había un mercado y, sobre todo, estética para los superhéroes cinematográficos del siglo 21. El éxito de estas cintas fue tal que sentó las bases del Hollywood que conocemos en la actualidad, con el gran universo cinematográfico y sus franquicias multiplataforma inspiradas en viñetas de comics.

¿Qué fórmula utilizaron Blade (1998), X- Men (2000) y “Spider-Man” (2002)? ¿Por qué los fanáticos de los superhéroes prácticamente veneran estas cintas y sobre todo a sus protagonistas? ¿Cuáles fueron las claves de su éxito?

El éxito de Vampire Killer- Blade y su accidentado protagonismo

En los comics, Luke Cage- cazavampiros, cuyo film era propiedad menor de Marvel. Es decir, un secundario de la “Tumba de Drácula” era el comic pensado para seguir con el éxito, sin embargo, no había ningún sentido en dejar todo el futuro en manos de New Line Cinema, un estudio pequeño que tenía en mente un proyecto similar a “ Steel, un héroe de acero” (1997) desastroso vehículo para Shaquille O’Neal.

blade

Sin embargo, todo dio un giro de 360 grados cuando su motor creativo principal: David S. Goyer, guionista y fanático acérrimo de los comics, asimismo, alguien muy importante dentro de la industria. Convenció no solo a New Line de tomarse en serio el proyecto, sino que sugirió el nombre de Wesley Snipes, quien en esos momentos se encontraba con conversaciones para el posible film de Pantera Negra. La pieza fundamental y final de ello fue el director del proyecto Stephen Norrington, quien entró en escena luego de que David Fincher rechazara el proyecto. Como recuerda Goyer, la primera reunión giró en torno a los tatuajes, los piercings y las gafas de sol características de aquella persona, desde ese momento se tuvo claro que él era el indicado para el papel.

Sin duda, “Blade” es una película totalmente excéntrica y acelerada, cuya mezcla entre la electrónica y el hip hop de la banda sonora engancha al público desde la primera secuencia, y aún consideraron encargársela a Prodigy, sin embargo, el secreto de ella residía en su estética: las gafas de sol y el cuerazo, elementos que no solo remodelaron al personaje en los comics, sino que se adelantó en varios meses a otros de sus éxitos “Matrix”.

Asimismo, Norrington también diseño un algo como un proto-bullet time para sus secuencias de acción más enérgicas. A pesar de que muchos problemas de producción obligaron a dejarse atrás muchas secuencias completas y cambiar la batalla climático entre Blade y Deacon Frost absolutamente. Snipes, recuerda el autocomentario de la edición doméstica, esa tensión que existía  por traspasar las fronteras de lo increíble y ficcticio: Stephen Dorff no entró en el set con buen pie, obligando a la estrella de la función a recordarle que no solo era el condenado Blade, sino también el productor.

Tras un montaje posterior, Norrigton y Nex Line no estaban completamente seguros de que aquel film hubiera obtenido gran éxito. La crítica la machacó, con la honrosa excepción de Roger Ebert: sus elogios en el momento del estreno, lo definió, de forma memorable, como un nefasto film, quizá se adelantaron a la revalorización posterior.

Pese a ello, el  público no tuvo ningún problema y admitió el film como una de las mejores películas y dándole mucho éxito de taquilla desde el primer momento y, de paso, proporcionándole al estudio su primera franquicia del siglo XXI.

3

Quizá su triunfo se deba a los nuevos lectores que fueron los que acudieron a una fuente más original que la típica película de aventuras del Vampiro de la noche. En esos años Marvel que no atravesada sus mejores años cinematográficos, quedó encantada de servírselas e inclusive añadió al personaje de Kris Kristofferson a la fiesta. Actualmente, estas sinergias están a la orden del día, con circulares internas de la compañía pidiendo a sus dibujantes que su Lobezno se parezca a cierto actor australiano que le dio tanto éxito a los films de superhéroes.

“X- Men”, Logan y su paso por el cine

Cuando se buscaba al actor perfecto para interpretar al protagonista de esta saga, el director, Bryan Singer,  inmediatamente buscó a Russell Crowe para interpretar el papel de Logan por su complexión física muy parecida a la del superhéroe. Sin embargo, cuando éste rechazó el papel recomendó a un colega suyo Hugh Jackman, sin embargo Century Fox no se encontraba totalmente de acuerdo con ello porque era muy joven , alto y sobre todo desconocido dentro de la industria. Solo cuando su segunda opción Dougray Scott, tuvo problemas de agenda, decidieron acudir a Jackman, el australiano desconocido.

x-men

Decir que el actor australiano fue un acierto de casting sería totalmente falso, sin embargo para muchos fans de los superhéroes, él y su personaje son la misma cosa. Pero, no fue el único. Patrick Stewart e Ian McKellen aportaron toneladas de técnicas teatrales a dos viejos amigos y rivales para los que Singer insistió en que el guión no escatimase en pinceladas de Martin Luther King y Malcolm X.

Es más, el actor había llegado al proyecto por su interés en rodar una película de ciencia ficción, sin embargo, lo que hizo fue quedarse, eligiendo este film en el lugar de Alien Resurrection (1997). Y es que, fue el poderoso subtexto que encontró en los comics de “X- Men” que lo hizo quedarse.

Convenció a Fox de que el film iba a ser suyo, la película contaría con superhéroes empapada de prejuicio, persecución, paranoia, celebración, etcétera. Todo el estudio quedó encantadísimo que decidió venderla.

Así fue como una adaptación que parecía condenada al limbo de las versiones de guión infinitas acabó convirtiéndose en uno de las películas más taquilleras de su año. La confianza de Fox era infinita. La franquicia mutante acabaría siendo tan preciada para el estudio que, a día de hoy, es la única propiedad supe heroica capaz de hacerle sombra es UCM.

7

Sin embargo, las cosas han cambiado muchísimo desde ese entonces cuando los trajes oscuros de cuero eran símbolo de respetabilidad y las mallas de colores acababan convertidas en chiste explícito dentro de la trama. Este género ya no necesita hacer esfuerzos para parecer adulto, sino que puede permitirse abrazar su esencia sin miedo al ridículo total, confiando en su gran elenco y sobre todo en su puesta en escena.

“Spider-man” y su éxito de taquilla

A diferencia de las dos últimas películas, el lanza telaraña si había tenido diversas adaptaciones en el cine, lo cual hacia que todo se mucho más complicado; su primer blockbuster no solo debía hacer realidad las fantasías de millones de fans, sino también borrar de su cabeza el ridículo de aquellos primeros intentos.

spi-derman

El proyecto cinematográfico “Hombre araña” se creó a finales de los setentas y antes de que Sam Raimi fuera contratado en el nuevo milenio. Se tenía en mente a muchos actores como Tony Scott, Roland Emmerich, el siempre presente David Fincher, Ang Lee o M. Night Shyamalan. Sin embargo, James Cameron , es y será siempre recordado en la primera versión.

“El hombre Araña” fue el primer film que llegó a los 100 millones de dólares en su primer fin de semana, demostrándole para siempre a Hollywood que los héroes más grandes que la vida eran el futuro de la industria, sobre todo los de Marvel. Quizá la película original fue la que llegó en el momento correcto: de repente, el mundo necesitaba más que nunca a los superhéroes.

Por lo tanto, l razón porque Raimi decidiera cerrar la película con la pose épica del héroe cuyo traje con colores de la bandera norteamericana, fue un plano emblemático, imitado hasta la extenuación y testimonio de la idea que el director quiso transmitir a su equipo técnico.

Si hablamos de escenas icónicas, no obstante, hay que detenernos en el beso invertido, para el que Kirsten Dunst tuvo que aguantar temperaturas inhumanas y Tobey Maguire casi dio su vida la máscara, el agua y la boca de su compañera de reparto le impedían respirar.

Todos estos films siguen permaneciendo en los recuerdos de los fanáticos como las más grandes y exitosas películas de superhéroes jamás vistas. Sin duda, son estos tres films los que han marcado un hito dentro de la industria cinematográfica. En el futuro ¿Podrán superarlo?

Dejar respuesta