Seguramente cuando has requerido un taxi seguro y que pueda llegar al destino que deseas, debes haber contratado el servicio de transporte de Uber, Cabify Easy taxi, entre otros. Y es que, cuando entras a las instalaciones de alguna de estas empresas el trato que brindan es completamente distinto al que ofrecen los taxis tradicionales.

taxistas pierden batalla

La buena atención del chofer, lo que ofrece para el trayecto (agua y mentas), la música y la calefacción hacen de este viaje una experiencia placentera e inolvidable. Y es que el conductor trata de no hablar mucho para no parecer descortés por invadir tu espacio, el auto por dentro el totalmente impecable, huele perfectamente, tiene WiFi y el atuendo que utiliza esa persona es muy elegante.

Estos servicios democratizados cuentan con carreras súper económicas. Sus autos nuevos permiten cualquier método de pago, en tanto los conductores están obligados a aceptar el tipo de destino que los usuarios desean. Estos conductores son bien remunerados, mensualmente ganan un aproximado de 1.500 dólares al mes, con solo conducir 4 horas por en cualquier horario.

Estas aplicaciones llegaron al mundo entero para empoderarse en el mercado del transporte debido a innumerables quejas de usuarios que desconcertados por el trato que los taxis convencionales les brindaban.

En Perú por ejemplo, llegaron en plena crisis de transporte en donde más de mil 500 asaltos en Lima se registraban a bordo de taxis de la calle y de los 180 mil taxis en la capital solo 92 estaban registrados ante el servicio de Taxi Metropolitano. Es lógico el éxito que han obtenido las aplicaciones de transporte urbano, cuyo servicio ha obtenido gran aceptación en todo el mundo. Actualmente existen miles de conductores empadronados a este servicio, se calcula que el 10% del total se dé servicio de taxi metropolitano en Lima son por estas apps.

Entonces podemos decir que las aplicaciones han sabido salir victoriosos ante la confrontación con los taxistas convencionales. El servicio que brindan estos son diversos, y por más que traten de ser lo mejor posible, el servicio no puede ser comparado con todos los beneficios que te dan los servicios de transporte con aplicativos.

La otra cara de la moneda

A pesar de ofrecer seguridad, rapidez y buen trato, gran parte de conductores de Uber y sus similares son, en la práctica, taxistas informales, ya que ofrecen el servicio de transporte sin autorización municipal. “Uber no nos exige nada a los conductores porque no soy taxista, sino conductor privado”, dice.” Señala un taxista que trabaja en Uber.

taxistas versus uber

La Gerencia de Transporte de Lima reconoce la dificultad para controlar la informalidad en el servicio. “Las normas son del 2013, cuando todavía no existían estas aplicaciones, pero eso no indica que los que la usen sean formales”, dice Álvaro Castro, gerente de transporte de Lima.

“Por ahora estamos velando que la norma se cumpla. Además, estamos generando que los trámites para autorizar el servicio se agilicen”, indica Castro.

La Mariana Alegre, coordinadora del observatorio Lima Cómo Vamos defiende a los taxis por aplicativo diciendo: “No son formales, pero dan un servicio que necesitamos por la seguridad que garantizan”. Sin embargo, otros analistas defienden estas aplicaciones porque cumplen una legislación que no está tipificada en Perú, y por eso los municipios deben integrar las tecnologías en sus políticas.

Las empresas de taxi se defienden

El country manager de Cabify Perú, Jorge Romero, expuso que el servicio que brinda esa compañía se encuentra inscrita como una empresa de transportes, sin embargo reconoce que existen algunos conductores que no poseen los permisos municipales necesarios.

taxistas mundo protestan

“La municipalidad no está entregando estos permisos. Nosotros sí buscamos ser una empresa que pueda acreditar a sus conductores” sostiene Romero.

Por otra parte Nory Rodriguez, country manager de Taxi Beat en el Perú, señala que la adecuación a las normas exigidas es responsabilidad del chofer inscrito, no se la organización que los contrato. “La informalidad de los taxistas no es un problema que apareció con las aplicaciones, es algo que ya se presenta con anterioridad”, señala.

Asimismo el cofundador de Easy Taxi Perú, Christopher Robilliard, indica que el servicio brindado a través de su app no es un servicio de transporte público.;  no obstante todos los conductores de la empresa pueden utilizar dicha aplicación, incluido los que realizan el transporte de pasajeros.

En el caso específico de Uber, la discusión siempre ha girado en torno a su modelo que elimina a las empresas en la transacción entre un conductor y un usuario que necesita transportarse en una ciudad. El ejemplo más claro de esto es UberX. En esta modalidad, conductores particulares, que tienen otras profesiones, utilizan la plataforma para conectarse con pasajeros a cualquier hora y en cualquier lugar. Todo esto, sin la intermediación de una compañía de transporte.

La demanda ganada por Uber en Nueva York

En Estados Unidos los taxistas no tomaron de manera pacífica el hecho de que su servicio sea disminuido a consecuencia de la implantación del servicio de transporte Uber. Los taxistas y dueños de taxis convencionales demandaron a la ciudad de Nueva York y al servicio de Uber ya que según ello se encontraba destruyendo sus negocios y amenazando su solvencia económica, a vista y paciencia del Estado.

taxistas perdieron batalla

Según los taxistas que introdujeron esta demanda contra el gigante del transporte en la corte federal de Manhattan, Uber venía violando sus derechos exclusivos de recoger pasajeros en las calles de dicha ciudad, los cuales aseguraban que mientras Uber iba en aumento, los taxis tradicionales cada vez tenían menos usuarios.

Sin embargo, pese a las 3 demandas impuestas, la Corte Suprema de Nueva York deliberó a favor de la compañía de taxi con aplicativo, Uber.

Fue así que ante la negativa inicial de los taxistas con el desembarco de la aplicación, los neoyorquinos acordaron sumar el pedido de un taxi tradicional entre las opciones del servicio de la app para beneficio general tanto de los taxistas tradicionales y los conductores de Uber.

Tras un comunicado de prensa Uber señalo la satisfacción que sintió con la decisión del acorte. “Apreciamos el trabajo de la administración de la TLC en esta materia”, dijo Josh Mohrer, director general de Uber en NYC.

Dejar respuesta